miércoles, 4 de febrero de 2015

Las cajas mágicas: un mundo de fantasía para los más pequeños

http://faros.hsjdbcn.org/es/articulo/cajas-magicas-mundo-fantasia-mas-pequenos

03/03/2014
¿Quién no ha guardado en una caja mágica sus más preciados secretos, tesoros y recuerdos? Desde pequeños muchos niños tienen el impulso de recoger y guardar todo aquello que les llama la atención.
Muchas veces es así como empiezan las colecciones pero además las cajas mágicas permiten transmitir al niño multitud de valores.

Secretos y tesoros 

Hoy hablamos de cajas mágicas, de secretos, de lugares donde se esconden los tesoros o los recuerdos... Desde pequeños muchos niños tienen el impulso de recoger y guardar lo que encuentran y les llama la atención. Los objetos pueden ser tan diversos como uno pueda imaginar: ¡todo cabe en el terreno de los simbolismos! 
Esta sencilla acción debería ser bien vista por los padres y madres y por tanto deberían reprimirse aquellas ganas que tienende tirarlo todo cada vez que entran en la habitación de su hijo, facilitándoles un contenedor adecuado para mantenerlo ordenado y darle todo el valor educativo que le corresponde. 
Hoy haremos un breve repaso de cuándo se inicia este proceso durante la niñez y cómo va evolucionando a medida que se hacen mayores.

Esconder y descubrir

Desde la más tierna infancia cuando los adultos iniciamos la acción de jugar con los bebés estamos estableciendo las primeras bases de los juegos. Así empezaremos algunos juegos que implican "dar y tomar", o bien "quita y pon" entre otros... 
Más adelante cuando estos niños están desarrollando habilidades motrices e inician por sí mismos la exploración de su entorno y su relación con los objetos, el juego evolucionará hacia nuevas acciones. Así pues "esconder y descubrir" resultará un nuevo reto muy estimulante. ¿Quién no recuerda a un niño poniendo piezas de juego debajo del asiento de un correpasillos y días más tarde descubriendo con placer lo que había guardado o escondido previamente...?

La intimidad

A partir de los 3 años y hasta los 7 aproximadamente aparece en los niños el pensamiento mágico que ayuda a potenciar el juego , la imaginación , el descubrimiento y la creatividadAsí las cajas mágicas toman valor y protagonismo y los objetos inanimados allí depositados adquieren simbolismo respecto a los pensamientos, las palabras y hasta los deseos de cada niño.
La Caja Mágica es un gran recurso en la Escuela de Educación Infantil para centrar la atención, crear expectación y hacer ilusionar a los niños y niñas desde su pensamiento mágico. Se argumenta que la fantasía puede jugar un papel clave en el sentimiento de competencia y efectividad de los niños y niñas, por lo tanto, promueve su desarrollo cognitivo y potencia la capacidad de pensamiento divergente, el cual motiva la búsqueda de soluciones innovadoras ante los problemas.
 
De igual manera dentro del entorno familiar se puede potenciar este comportamiento natural de la evolución del niño, poniendo a su alcance desde una sencilla caja de zapatos hasta cajas muy singulares y mágicas.
 
Y casi sin darnos cuenta alguna de estas obsesiones para guardar objetos se irá convirtiendo en una afición y de ahí puede surgir la primera colección.

El inicio del coleccionismo

En el mundo de los juegos y los juguetes es habitual coleccionar cromos, vehículos, balas, animales y personajes variados..., pero no todo se acaba con los juguetes de colección. Seguramente el niño, los jóvenes e incluso los adultos no podrían explicar por qué coleccionan un objeto y no otro, al inicio se hace instintivamente o por casualidad..., y de repente llega el deseo y cualquier objeto puede ser motivo para iniciar una colección. Entonces el deseo se convierte en una necesidad e incluso a veces puede llegar a convertirse en una especie de adicción! 
 
Hay un punto de ambición posesiva en el hecho de tener esa colección, pero hay más placer en buscar, conocer y encontrar.

El valor educativo

La afición a coleccionar objetos esconde detrás valores potenciales muy intertessants para el desarrollo de las personas, tales como: la paciencia, la constancia, el trabajo metódico y la organización. 
 
A medida que los chicos y las chicas se hacen mayores, si la colección va avanzando hay que desplegar habilidades más complejas hasta llegar a la experiencia. Así pues hablaremos de investigación y de investigación a través de distintos medios:
  • Localización y traslados a mercados y ferias al aire libre. 
  • Navegación por Internet. Actualmente la red ofrece un montón de recursos. 
  • Contacto con personas que comparten gustos similares.
Por norma general cuanto más cuesta completar una colección más satisfacción se obtiene al final, pero hay muchas colecciones que no se acaban nunca y por tanto perdura la afición a lo largo de toda una vida. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada